Limpieza de oídos

La limpieza de los oídos es fundamental para evitar infecciones o detectarlas en el caso de que las hubiera.

Previo a la rutina de limpieza debemos inspeccionar y detectar algunas señales de alarma de que algo anda mal:

  • Si tu perro sacude la cabeza o se rasca las orejas con insistencia
  • El color del canal interno del oído cuando está sano es de un color rosa pálido.
  • Protuberancias o inflamación fuera del canal auditivo.
  • Tu perro da señales de dolor cuando le tocas las orejas o la cabeza.
  • Fetidez en las orejas o en el canal auditivo. Un oído sano no huele mal, así que esta es una señal de alarma.
  • Acumulación excesiva de cera o de color negro.

En este caso es recomendable que no procedas con la limpieza y lo lleves al veterinario

Si no detectamos ninguna señal, procedemos a hacer la limpieza. Utilizaremos

  • Algodón
  • Alcohol boricado

Le tiramos tres gotas adentro de la oreja, damos un suave masaje para que penetre el liquido, abrimos y pasamos el algodón limpiando la zona suavemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Envíanos un WhatsApp